Síguenos: 
  |  
La emoción, la razón y el corazón de la radio

Cinco técnicas para manejar la ansiedad que también mejoran la memoria

Cinco técnicas para manejar la ansiedad que también mejoran la memoria Compartido por:

Regular las emociones y centrar la atención en el presente son clave para reducir el malestar

Vivimos bajo la dictadura de la inmediatez. La cultura del tiempo del siglo XXI está relacionada con la presión. Normalmente tenemos más cosas que hacer que tiempo del que disponemos, lo que se relaciona con el estrés y la ansiedad.

Según indica la Sociedad Española de Ansiedad y Estrés: “La ansiedad se caracteriza por sentimientos de malestar, preocupación, hipervigilancia, tensión, temor, inseguridad, sensación de pérdida de control, percepción de fuertes cambios fisiológicos”. Se trata de una emoción por lo que todas las personas tienen la capacidad de sentirla ante determinadas circunstancias.

Entre las consecuencias de la ansiedad está la incapacidad para prestar atención sostenida, impidiendo el archivo eficaz de nuevas informaciones. “Las personas que sufren un episodio de ansiedad o ansiedad crónica presentan un bloqueo en la memoria, con dificultad más acusada para adquirir nuevo material”, explica José Antonio Portellano Pérez, psicólogo clínico y profesor titular de la Universidad Complutense de Madrid.

Sin embargo, este estado de ánimo se puede manejar. Dado que es muy difícil eliminar los factores ambientales que la desatan, existen técnicas con las que se puede reducir su impacto y dejar que la memoria siga funcionando a pleno rendimiento.

Desde el punto de vista sociológico, es la forma de vida occidental la que genera respuestas de estrés a diario. “Es la lógica de la sociedad capitalista. No sabemos parar y siempre necesitamos más. Esto se deriva de la necesidad de los estados de crear crecimiento económico para tranquilizar a las masas”, argumenta el doctor en psicología David Alvear, coautor, junto a Ausiàs Cebolla, del libro Psicología positiva contemplativa (2019, Kairós).

Nos demandamos mucho, en casi todos los apartados que conforman la realidad personal, y esto supone que los recursos adaptativos se desborden. “Las jornadas laborales excesivamente prolongadas, el ritmo de vida demasiado veloz, los atascos, el paro y los trabajos precarios, la soledad, el acoso escolar, las enfermedades, … generan respuestas de ansiedad cada vez a un mayor número de personas”, comenta Portellano.

Uno de los grandes problemas cuando se trata esta emoción es intentar evitarla. “Hay que afrontarla desde la exposición. Sabiendo enfrentarse a ella y aceptando que es parte de la vida”, recomienda Alvear.

El primer paso es identificar las causas que están detonando esta emoción. Portellano invita a eliminarlas o reducirlas pero, si no es posible, coincide con su colega: “Hay que utilizar técnicas de afrontamiento, que permiten mejorar nuestro estado emocional aunque haya que seguir conviviendo con los problemas que nos causan ansiedad”.

Para saber lidiar con ella hay que tener claro cómo funciona la ansiedad. Lo que ocurre, como en todas las emociones, es que aparecen tres componentes que actúan de forma simultánea. “El cognitivo o lo que pensamos, el conductual o lo que hacemos durante la emoción, y el componente psicofisiológico, que aborda los cambios fisiológicos del organismo en el transcurso del episodio”, detalla el psicólogo clínico. Para conseguir controlar estos factores funcionan técnicas cognitivo conductuales, cuyo objetivo es modificar los pensamientos negativos y las conductas inadecuadas, así como prácticas meditativas.

1. Practicar mindfulness

Esta técnica, heredada de prácticas meditativas y convertida en una herramienta secular, ayuda a centrarse en el momento presente, algo esencial para controlar la ansiedad que tiende a anclarse a un momento del pasado o el futuro. “Con ella puedo regular la atención y dirigirla a un estímulo determinado. Hay un punto de intencionalidad, y se puede generar. Cuanto más centrados estemos en el presente y en las cosas que para mí son valiosas, mejor”.

2. Detectar y mantener emociones positivas

“Las emociones se pueden conceptualizar como una tendencia multidimensional que se despliega en un espacio relativamente corto de tiempo y que supone una reacción subjetiva al ambiente”, explican en el libro. Como hemos dicho la ansiedad es una de ellas. Pero, ¿qué ocurre si centramos la atención en las positivas, sin rumiar las menos agradables?

3. Recuperarse de emociones difíciles

¿Cuánto tiene que durar la ansiedad provocada por el hecho de que nos den un golpe en el coche? “Engancharse a ese asunto una semana supone estar más irritable, rendir menos o ser más agresivo. Este comportamiento no es adaptativo, y hay que reducir su impacto”, indica Alvear, que advierte que hay que evitar cortar emoción; la clave está en regularla.

4. Trabajar la bondad, la amabilidad y la empatía

Tanto Alvear como Cebolla sugieren que trabajar la bondad como conducta prosocial, altruista y compasiva es el eje de la salud mental. “No es algo nuevo, de esto ya se hablaba en la Grecia clásica. El hecho de estar atentos a los dilemas morales cotidianos que tenemos y hacerlo alineado con lo que moralmente es adaptativo en cada situación es importante”, recomienda el psicólogo. Se trata de poner en marcha conductas de amabilidad y empatía, siempre con base altruista, algo que también se entrena.

5. Activar nuestro yo compasivo

Según dice Alvear, “somos un subgrupo de personalidades, y nos interesa potenciar el yo compasivo”. Por ello, es importante tomar conciencia de qué tipo de subpersonalidad se activa cuando aparece la ansiedad.

Se anima a revisar sucesos y cuestionarse quién dirigía, qué sentía, qué apariencia tenía, qué fortalezas le guiaban, dónde y cómo se representa en el cuerpo, qué narración o diálogo lo acompaña. Posteriormente, se repite este planteamiento pero imaginando que ha sido dominado por la parte compasiva.

 

FUENTE: lavanguardia.com

La empresa editora Radionautas.org y Feeling.Mx revistas online, agradecen cada una de las opiniones y comentarios en este sitio. Gracias a la entusiasta participación de lectores y oyentes como tú, que ejercen la libertad de expresión en este portal, aportan un valor importante. Estamos convencidos que Internet es la herramienta mas democrática para practicar la libertad de expresión y servir como medio de crítica y opinión. Deja un mensaje escrito aquí o envía un correo electrónico con audio mp3 adjunto a: correo@maxfeeling.com
Por el respeto a esta libertad de todos, debemos informarte que Feeling.Mx y Radionautas.org se reservan el derecho a editar o publicar mensajes obscenos o bien que atenten contra la ley y la dignidad de terceros. ¡Gracias por tu aportación!

Comentarios

comentarios, agrega el tuyo.

PIDE TU MÚSICA: 5 canciones cada 20 min
COMPARTIR / RECOMENDAR:

Lo último

Cargado, espera un momento.

Visto hace un momento »